El único fabricante de café helado que necesitará NUNCA

By in
No comments

Vamos a ser honestos, el café helado suele ser decepcionante. Claro, suficiente cantidad de crema y azúcar hace todo tolerable, pero el café helado a menudo carece de la dulzura y la complejidad que esperamos de un gran café. La decepción trasciende categorías.

El café helado normalmente cae en uno de tres campos: el destilado frío, el helado Americano, y el café helado japonés. A los efectos de elaboración del destilado casero, podemos descartar los helados Americanos. Hay unas máquinas de café expreso para consumidor que son sòlidas y existen en el mercado, pero para la mayoría de los conocedores del café  el café espresso en casa sigue siendo un sueño. (Y para ser honesto, incluso los mejores café helados americanos que hemos probado tienen cierto gusto que simplemente no podemos sacudirnos luego) El Café frío, es quizás la bebida con mayor subcategorias entre las especialidades del café, es fácil de hacer, Pero carece de la acidez refrescante que la mayoría de los consumidores de café especialmente anhelan. El café helado japonés, elaborado al destilar café caliente de doble fuerza sobre hielo, es de alta acidez, pero la extracción inferior carece de la compleja dulzura de las mejores tazas de café.

¿Es posible disfrutar de un café helado que tenga la misma complejidad que las mejores tazas de café caliente? Hasta hace poco, muchos profesionales del café habrían dicho que no. Aparte de algunos intentos fallidos en su mayoría en la apropiación de los enfriadores de mosto para hacer café helado, la mayoría de los fabricantes de café helado simplemente adoptaron una de las carencias anteriores.